dijous, 28 de gener de 2016

Oriol Pamies "Hay muchos elementos de Barcelona que Tel Aviv también tiene"


Oriol Pamies nació el año 1989 en Reus. A sus 26 años forma parte de Interacting Technology, una compañía de tecnología muy importante con base en Tel Aviv y sedes en 4 continentes. Entre otros proyectos, ha impulsado Moovz, una plataforma que alberga la comunidad LGBT online más grande del mundo. Hablamos con él sobre turismo, Israel, Barcelona... Pero antes, le hacemos un cuestionario rápido para saber un poco más sobre sus gustos personales. Sobre la imagen podréis ver sus respuestas....
 

¿Qué crees que ha favorecido el turismo LGBT en Barcelona?
Hace muchos años que se organizan, tanto des del Ayuntamiento como des del Departamento de Turismo, muchísimas cosas para captar al público LGBT en Barcelona. Digamos que Barcelona tiene una serie de condiciones, tanto por el tema de gastronomía, por ubicación dentro de la Comunidad Europea, proximidad al mar, playas, buen tiempo durante todo el año; y además todas las atracciones turísticas que hay, tema del modernismo, festivales de música; que favorecen que sea un sitio muy atractivo para el turismo LGBT y para venir. Se tienen que destacar algunos acontecimientos en concreto, como podría ser el Circuit Festival, que se hace en el mes de agosto. Trae alrededor de unos setenta u ochenta mil turistas en 10 días. La combinación entre una buena organización por parte de los empresarios y las instituciones de la ciudad con unas características muy determinadas que tiene Barcelona, serían las cosas que favorecen más el hecho que el público LGBT esté interesado en venir a Barcelona.


¿Por qué crees que es una ciudad donde viene tanto turismo?
Básicamente como te he explicado, es una combinación. El público LGBT es un poco exigente en este sentido, y siempre tira más a una destinación donde haya ocio,  diversión, buen tiempo; y Barcelona tiene todos estos elementos combinados y es la combinación ganadora porque el turismo sea clave, no sólo en el mundo LGBT, pero especialmente.

¿Ahora que vives en Israel, crees que allí los homosexuales están discriminados?
(Se ríe..) Israel es un caso muy curioso en el tema LGBT. Tel Aviv se ha declarado una de las ciudades y centros gays a nivel mundial y es gracioso porque la comparan mucho con Barcelona, la Barcelona del Oriente Medio. Está bañada por el mismo Mar Mediterráneo, el clima es similar, la gente en cuanto a proximidad también nos parecemos mucho.... Pues no, no están discriminados. Israel es un país donde hay una mezcla de culturas y religiones muy fuerte, pero digamos que Tel Aviv es una burbuja en la que hay una ciudad muy cosmopolita, una aceptación muy grande y puedes ver dos chicos o dos chicas cogidos de la mano paseando por la calle sin ningún problema. Es más, el Pride, la fecha del orgullo gay que es en el mes de junio, se hace una fiesta en la playa con 150.000 personas. El Ayuntamiento pone banderas gays por toda la ciudad, y realmente es una cosa que se vive, no sólo como pasa aquí que es una fiesta del público LGBT, sino que es una fiesta que la celebra toda la ciudad. Así que creo que nos queda mucho para aprender sino es de Israel, al menos de Tel Aviv.

¿Crees que es positivo para la ciudad el turismo LGBT?
El turismo LGBT es positivo, en general, no para la ciudad, sino para todos los países. Como dato, puedo decir que el público LGBT en Estados Unidos el año 2014 movió 100 billones de dólares en un año. Para que te hagas la idea del volumen de negocio sólo en el sector del ocio y viajes que se mueve en Estados Unidos. En un caso más concreto como podría ser Barcelona, te puedo poner el ejemplo del impacto directo que tiene el Circuit Festival. Es un festival que está organizado por Matinée Group, una promotora de ocio privada. Trae un volumen de alrededor de unos 70.000 turistas, que vienen durante una estancia de aproximadamente 10 días, y esto deja un impacto de 100 millones de euros a la ciudad de Barcelona. Esto son alrededor de 250€ al día por persona, y puedes entender un poco que pasa cuando el público LGBT coge una ciudad como destinación y como esto contribuye a la riqueza de la ciudad. El perfil del visitante del Circuit, pero en general del público LGBT que viaja, son individuos de entre 25 y 45 años, clase media-alta, con un poder adquisitivo alto, que tienen un modelo de viaje peculiar y no escatiman en gastarse dinero y simplemente van a divertirse y esto creo que tiene un impacto muy positivo para la ciudad y con todas aquellas destinaciones que el público LGBT les guste visitar. Es decir, definitivamente sí, es muy interesante a nivel económico.

Has vivido tanto en Barcelona como en Tel Aviv, ¿nos podrías decir que diferencias en el turismo LGBT hay?
Como te he comentado, Barcelona y Tel Aviv son parecidas en cuanto a una persona elije una destinación, digamos que hay muchos elementos de Barcelona que Tel Aviv también tiene. Lo que está pasando es que Barcelona sí que tiene un tema más estacional, el público LGBT elije más la parte del verano que está mucho más llena de actividades, de festivales, y el tiempo pues acompaña mucho más, se enfoca más a venir en verano. En Tel Aviv, por un tema de clima, aguanta más y no se nota tanto el invierno, tenemos turismo LGBT durante todo el año. Entonces, de cara al impacto que esto tiene en la economía, en Tel Aviv hay un conjunto de actividades mucho más sostenido y Barcelona sería más estacional. Estas serían las dos diferencias con respecto al turismo LGBT.

¿Opinas que se tiene que diferenciar entre turismo LGBT y turismo mainstream?
Esta es una pregunta que es interesante, porque a veces se habla de normalización, de que queremos caminar hacia que no haya diferencias entre el público LGBT y el mainstream, pero sí que es cierto que hay una serie de elementos específicos que determinan una experiencia positiva y que contribuyen a que el cliente tenga una experiencia mejor y que tenga una repercusión directa en el sistema económico de las destinaciones. Con esto te estoy hablando del trato que el personal tiene en muchos casos, se tiene que hacer una formación para que según que situaciones pues hay personas que no están acostumbradas a ver, y han de saber actuar con total normalidad, como tendría que ser. Y sí que hay paquetes específicos, el perfil de público LGBT y el perfil de público mainstream, son completamente diferentes en el sentido que, no generalicemos, pero normalmente una pareja homosexual o lesbiana no viajan tanto en familia o con hijos como podría hacerlo el público mainstream. Entonces la oferta que ellos están buscando es una cosa mucho más específica. Pero no sólo con el público LGBT o mainstream, si tu vas a todos los resorts que hay en el Caribe, y que cada vez se está extendiendo más, se diferencian entre hoteles con niños o sin ellos. Digamos que va más enfocado a este modelo nuevo de pareja, que no sólo es LGBT sino que es más hacia una modernidad, que es sin la estructura normal de familia que directamente tiene unas necesidades completamente diferentes. Como ejemplo te pondría el Hotel Axel, es un modelo de negocio muy interesante que trata al público LGBT de una manera fantástica y es el ejemplo de cómo se hace una diferenciación muy sutil donde el público LGBT se encuentra muy cómodo pero a la misma vez el público mainstream está en un modelo de negocio que también funciona. Resumiendo te diría que sí que es importante hacer una cierta diferenciación pero siempre en el punto de asegurarse que no hay ningún tipo de discriminación y el trato es el correcto, y la oferta que se les da a los clientes es la adecuada para el tipo de modelo de familia o el tipo de cliente que son. Simplemente esto.

Y ya para acabar, en una entrevista afirmas que mucha gente te pide consejo sobre los temas del mundo gay, ¿Qué se siente al ser un influencer de este mundo?
(Ríe...) Bien, nosotros montamos la plataforma para el público LGBT más grande que existe a día de hoy que se llama Moovz. Nosotros lo creamos con la idea de que se pudiera crear un ámbito en qué la gente se pudiera expresar libremente y sin miedo de que, por ejemplo en el Facebook, la gente tiene a sus padres, a sus hermanos, compañeros de trabajo... y a veces no se pueden expresar libremente. Cuando creamos esto, nos juntamos un grupo de personas de diferentes países, no m gusta la palabra influencer, pero sí que un poco por intentar escuchar a la comunidad LGBT.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada